• Confederación Internacional

    de la Sociedad de San Vincente de Paùl

    30 millones de pobres ayudados en el mundo

  • Confederación Internacional

    de la Sociedad de San Vincente de Paùl

    "Quiero encerrar el mundo en una red de caridad"

Nuestros Santos Patrones

St vincent de paul

San Vicente de Paúl (1581-1660)

La imagen de este gran santo, recorriendo las calles de París en busca de mendigos o de niños abandonados, surcando el campo francés, carcomido por la hambruna, la guerra y la miseria, nos es muy familiar. El Señor Vicente es también muy conocido por sus obras: fundaciones de la  Congregación de los Padres de la Misión, de la Compañía de las Hijas de la Caridad, de las Damas de Caridad. ¿Pero se sabe que este hombre de acción, sacaba su inspiración y su fuerza de una vida de intensa oración? Así, el dedicaba cada día 3 horas de su tiempo a la oración. Será canonizado en 1737.

 

 

 

 

Frederic Ozanam 2

El Beato Federico Ozanam (1813-1853)

Cuando tenía 20 años, el Beato Federico Ozanam y sus compañeros fundan la primera Conferencia de Caridad en París, en 1833, en un ambiente de inestabilidad política y de gran miseria social, para responder a las críticas relativas a la «inutilidad» de la religión. Toda su vida, permanecerá fiel a este compromiso destinado a « mantenerse firmes en la fe católica».Titular de la cátedra de literatura extranjera en la Sorbona, el Beato Federico Ozanam se esfuerza en mostrar a través de sus escritos históricos « la larga y laboriosa educación que la Iglesia dio a los pueblos modernos ». Su compromiso político y el resto de su obra se encaminan a denunciar los excesos de una sociedad en plena mutación, al mismo tiempo que llama a la Iglesia a que tome todo su lugar al servicio de los marginados para que la « caridad haga lo que la justicia sola no podría hacer ». Federico Ozanam muere de agotamiento a los 40 años. Él será beatificado por el Papa Juan Pablo II en 1997.

 

Vierge marie -Notre Dame

La Bienaventurada Virgen María, protectora de la Sociedad de San Vicente de Paúl

« Es un movimiento de piedad cristiana el que nos ha reunido; (…) es por ello, que estamos bajo el patrocinio de la Santa Virgen y de san Vicente de Paúl, a los que profesamos un culto especial y cuya estela nos esforzamos en seguir. » (1er Reglamento de la Sociedad, diciembre de 1835)