• Confederación Internacional

    de la Sociedad de San Vincente de Paùl

    30 millones de pobres ayudados en el mundo

  • Confederación Internacional

    de la Sociedad de San Vincente de Paùl

    "Quiero encerrar el mundo en una red de caridad"

Volver a la lista

Juego “Ballena Azul”, un peligro para los niños y adolescentes en todo el mundo

03 mayo 2017 Noticias del CGI comunicados

Juego “Ballena Azul”, un peligro para los niños y adolescentes en todo el mundo

El Vicepresidente Internacional para Juventud, Adolescentes y Niños, de la Confederación Internacional de la Sociedad de San Vicente de Paúl, el consocio Willian Alves, expresa su preocupación y alerta a todos los vicentinos, responsables por la educación de los jóvenes, adolescentes y niños en la SSVP y/o en Obras Unidas, Obras Especiales, Colegios, etc., para que procuren más comprensión del Juego “Ballena Azul” que tiene como foco alcanzar a niños y adolescentes.

Titulado “Ballena Azul”, el juego es una especie de lista de tareas, el cual exige que los usuarios realicen 50 desafíos, uno por día. Entre ellos, hay incumbencias perjudiciales física y psicológicamente, como “agujerearse la mano”, “despertarse a las 4:20 horas de la mañana y ver una película de terror”, “esculpirse una ballena en la pierna usando una hoja de afeitar”, “no hablar con nadie durante un día”, “subirse al tope de un edificio alto y balancear las piernas desde allá”, etc. La última tarea es el suicidio, lo que permitiría que el jugador se tornase “altamente desarrollado” y “libre” de preocupaciones mundanas como el símbolo del juego, una ballena encallada en la playa.

Corresponde a nosotros, cristianos en primer lugar, vicentinos por carisma, apoyar y defender a la vida en todas sus instancias; este juego tiene un objetivo claro, promover la práctica del suicidio entre los adolescentes.

Pido que este tema sea debatido, con mucha cautela y responsabilidad, que podamos alertar a los jóvenes, adolescentes y niños, acerca de los riesgos de estos juegos. Que podamos unirnos a los padres y responsables, a la sociedad civil, los/las profesores(as), los/las catequistas, los/las psicólogos(as), los sacerdotes, los poderes públicos y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad para proteger a los niños y los adolescentes contra los peligros que los cercan. Que esta protección alcance también y principalmente a los niños y adolescentes más pobres, ayudados diariamente por nuestra entidad.

Pidamos la protección y la bendición de Dios, por medio de la intercesión del Beato Frederico Ozanam y del Beato Pier Giorgio Frassati, para que nuestros jóvenes, adolescentes y niños sean respetados, orientados y protegidos, y que vivan su juventud, adolescencia e infancia, de manera saludable.

En la amistad y el carisma, felices por vivir el Año de Bailly. 

“Como amigos, somos jóvenes y niños vicentinos, ayudando para construir la gran red de caridad”

Willian Alves

Vicepresidente Internacional para Juventud, Adolescentes y Niños del CGI de la SSVP