• Confederación Internacional

    de la Sociedad de San Vincente de Paùl

    30 millones de pobres ayudados en el mundo

  • Confederación Internacional

    de la Sociedad de San Vincente de Paùl

    "Quiero encerrar el mundo en una red de caridad"

Volver a la lista

La curación de un paciente confiado a la intercesión de Ozanam

11 mayo 2017 Noticias del CGI Frederic Ozanam

La curación de un paciente confiado a la intercesión de Ozanam

En un mensaje enviado al Consejo General Internacional, el Padre Jean-Marie Dubois, Promotor de las Causas de los Santos para la diócesis de París, informa de que hace rezar para conseguir, por la intercesión del Beato Federico Ozanam, la curación de François-Xavier paciente de cáncer. "Me gustaría que todos los amigos de Federico Ozanam compartieran ampliamente esta intención", concluyó.

En respuesta a su petición, el Consejo General está poniendo en marcha una cadena de oración e invita a que los Vicentinos de todo el mundo reciten todos los días la oración al Beato Federico Ozanam haciendo memoria del favor que se desea conseguir: la curación de François-Xavier.

Oraciõn:

Con la esperanza de conseguir un milagro

Señor,

Has hecho del Beato Federico Ozanam un testigo del Evangelio, maravillado con el misterio de la Iglesia.
Has inspirado su lucha contra la miseria y la injusticia y le has dotado de una incansable generosidad al servicio de cualquier hombre que sufre.
En familia, se reveló hijo, hermano, esposo y padre de excepción.
En el mundo, su ardiente pasión por la verdad iluminó su pensamiento, su enseñanza y sus escritos.
A nuestra Sociedad, que concibió como una red universal de caridad, insufló el espíritu de amor, audacia e humildad heredado de San Vicente de Paúl.
En cada uno de los aspectos de su breve existencia, aparece su visión profética de la sociedad tanto como la evidencia de sus virtudes.

Por estas múltiples dotes, te damos gracias, Señor, y solicitamos – si tal es tu voluntad – la curación de François-Xavier, por la intercesión del Beato Federico Ozanam.
¡Que la Iglesia proclame su santidad, tan providencial para los tiempos presentes!
Te lo rogamos por Nuestro Señor Jesucristo,

Amen.