• Confederación Internacional

    de la Sociedad de San Vincente de Paùl

    30 millones de pobres ayudados en el mundo

  • Confederación Internacional

    de la Sociedad de San Vincente de Paùl

    "Quiero encerrar el mundo en una red de caridad"

Volver a la lista

Estados Unidos: una iglesia reconvertida en centro de acogida para adolescentes

18 noviembre 2016 Proyectos Aide et développement

Estados Unidos: una iglesia reconvertida en centro de acogida para adolescentes

Este mes de octubre, el consejo municipal de Eugene (Oregón, Estados Unidos) ha aprobado un proyecto presentado por la Sociedad de San Vicente de Paúl: reconvertir una antigua iglesia en centro de acogida para los adolescentes.

Dentro de un año, el edificio estará listo para dar alojamiento a varios estudiantes de instituto sin hogar. No todos los alumnos disponen de un lugar estable para estudiar, de luz suficiente, de las cenas diarias ni de acceso a los transportes escolares. En Eugène, un cierto número de adolescentes viven en la calle.

La Sociedad de San Vicente de Paúl espera cambiar esta situación para muchos de ellos, “denles un techo, préstenles apoyo y los verán volver al instituto, pienso que esto puede transformar a estos niños...” declaró Paul Neville, portavoz de la Sociedad de San Vicente de Paúl.

Más de 2000 alumnos sin techo están escolarizados en el condado de Lane. En Eugene, en el barrio 4J, su número aumenta significativamente. En 2013, 701 jóvenes escolarizados estaban en la calle. En 2015, llegaban a 722 y en 2016 su número alcanzó los 810.

El centro de acogida está destinado a los jóvenes de entre 16 y 18 años, los que están más expuestos al riesgo de abandono escolar durante el curso. Se sabe que el instituto es un trampolín hacia un diploma y hacia el éxito en la vida profesional. Uno de los edificios de la iglesia albergará a 14 alumnos. Aunque ello parece una gota de agua en el mar, es sin embargo un principio, según uno de los coordinadores del proyecto. El edificio contendrá además despachos para un trabajador social así como un administrador residente. Asimismo, el hogar propondrá un servicio de ayuda psicológica así como tutorías durante todo el año. Una subvención federal debería ser asignada, a fin de comprar los terrenos. El resto de los gastos se cubrirán con los donativos, fondos públicos y el producto de las ventas de las tiendas San Vicente de Paúl.