• Confederación Internacional

    de la Sociedad de San Vincente de Paùl

    30 millones de pobres ayudados en el mundo

  • Confederación Internacional

    de la Sociedad de San Vincente de Paùl

    "Quiero encerrar el mundo en una red de caridad"

Volver a la lista

Italia: una “casa en común” para acoger a los sin-techo

02 noviembre 2016 Proyectos Aide et développement

Italia: una “casa en común” para acoger a los sin-techo

 “Una casa en común” es un proyecto de acogida de urgencia, que se desarrolló en otoño de 2011, en el marco de una mesa redonda de acción para la lucha contra la pobreza de la Baja Romaña, en la que participaron distintas asociaciones caritativas, entre las que está la Sociedad de San Vicente de Paúl. 

Una casa en común: un proyecto de acogida y de inserción

Al principio del proyecto, la Unión de los municipios ofreció cinco apartamentos completamente equipados destinados a los sin-techo, y se confió la gestión diaria de las primeras personas acogidas a la red de asociaciones locales. 

Cassiano Tabanelli es voluntario vicentino desde su más temprana edad y presidente del Consejo Central de Imola. Hace algunos años, él creó una conferencia de jóvenes que ayudaron a la realización de este proyecto de inserción. Él da testimonio de su compromiso: « Conocí la Sociedad a los 16 años cuando era estudiante en el instituto. En aquella época, yo participaba en las conferencias de los adultos de mi parroquia. Algunos años más tarde, ya siendo un joven universitario, tuve la ocasión de fundar una conferencia de jóvenes y después me convertí en presidente del Consejo Central de Imola que agrupa la ciudad de Lugo e Imola. […] Con la conferencia de jóvenes, participamos en el proyecto de una casa en común y renovamos las habitaciones, pintamos de nuevo las superficies y amueblamos las salas ».

Un trabajo en común: un proyecto en colaboración con varias asociaciones

En el marco de este proyecto, se emprendieron varias acciones impulsadas por distintas asociaciones presentes que compartieron y distribuyeron a sus voluntarios: los voluntarios de la Fundación Scalaberni, de la SSVP, de la Familia de Acogida y del Centro de Solidaridad organizaron colectas alimentarias (ropa, alimentos, bicicletas, carritos…), mientras que los voluntarios de otras asociaciones trabajaron en el acompañamiento de estas personas y en su inserción social dentro de la comunidad. 

Esta iniciativa de colaboración ha permitido establecer el contacto entre las diferentes asociaciones existentes a fin de evitar la duplicación de las intervenciones. 

Según Cassionao, este proyecto de casa común ha sido positivo « lo que es interesante es la responsabilización de los jóvenes voluntarios y la cooperación entre las distintas entidades (asociaciones, ciudad, voluntarios). El segundo punto es que gracias a este proyecto, las personas beneficiarias de estos alojamientos ganan en autonomía, y se convierten en actores de su integración. Es un proyecto portador de un vínculo social que ha enriquecido a la comunidad ». 

Este proyecto de alojamiento es un ejemplo de las acciones que se desarrollan a través de todo el mundo a favor de las personas en situación de precariedad. Pero la vocación de la SSVP y de sus voluntarios va más allá de los simples proyectos de asistencia material. El objetivo es construir un verdadero acompañamiento a largo plazo y favorecer la reinserción social de las personas asistidas. 

Para más información sobre el proyecto: http://www.sanvincenzoitalia.it/