• Confederación Internacional

    de la Sociedad de San Vincente de Paùl

    30 millones de pobres ayudados en el mundo

  • Confederación Internacional

    de la Sociedad de San Vincente de Paùl

    "Quiero encerrar el mundo en una red de caridad"

La formación de los vicentinos

formation

Con cerca de 800.000 miembros trabajando para los desfavorecidos por todo el mundo, la Sociedad de San Vicente de Paúl forma parte de las ONGs más representadas en el plano internacional. Su unidad de base, la “Conferencia”, reúne de 10 a 15 personas y lleva a cabo acciones de manera autónoma en el marco de una caridad de proximidad. A escala mundial, este conjunto de conferencias, consejos locales, regionales, nacionales, forma una gran red de caridad, tal y como deseó uno de los principales fundadores: el Beato Federico Ozanam. El Consejo General Internacional apoya esta red mundial y fomenta las actividades de los voluntarios, especialmente a través de las acciones de formación.

¿Por qué impartir formación?

Como muchas otras asociaciones, la Sociedad de San Vicente de Paúl dedica tiempo a la formación de sus voluntarios antes de enviarlos sobre el terreno.

  • Formarse para ayudar mejor: Los vicentinos van hacia las personas necesitadas en el marco de una relación personal y duradera. Ellos visitan a estas personas en sus domicilios, y se les invita por tanto a entrar en sus vidas y en su intimidad. Ello no puede hacerse sin una formación previa. El voluntario debe también saber identificar los problemas de las personas a las que se ayuda, a fin de poder responder a ellos más eficazmente.
  • Formar a los dirigentes: Los dirigentes de la Sociedad (coordinadores, presidentes de conferencias, de consejos etc…) son voluntarios que tienen también a su cargo un equipo.  Estos dirigentes deben estar formados a fin de dirigir eficazmente a los miembros y saber movilizar los recursos de cada uno para ponerlos al servicio de los pobres. La misión del CGI consiste en formar a los dirigentes que asegurarán después la transmisión del conocimiento según el principio de la formación en cascada.
  • Actuar con espíritu vicentino : Todos los miembros deben conocer la Historia de la Sociedad en la que sirven, la doctrina social de la Iglesia, las Encíclicas, los valores vicentinos para emprender su acción y su fe dentro de un enfoque espiritual común.

El Consejo General y la formación

En los principios de la SSVP, Federico Ozanam y sus compañeros fueron preparados por Sor Rosalie Rendu para la visita al domicilio de los pobres del barrio de Mouffetard. Se trataba ya de los primeros actos de formación de la Sociedad recientemente creada.

En 2010, desde su toma de posesión, el Presidente General Internacional,  Dr. Michael Thio, estableció la formación como una prioridad para los 5 años siguientes, integrándola en los 2 primeros objetivos de su Plan Estratégico. (vínculo). Desde 2010, el CGI, y especialmente el vicepresidente general Brian O'Reilly, realiza acciones de formación a escala regional e internacional destinadas a los presidentes nacionales y coordinadas por la Comisión para la Formación cuyos miembros son:

  • Marie Françoise Salesiani-Payet (Vicepresidenta Internacional para la formación)
  • Pr Mathieu Bréjon de la Vergnée
  • Pr. Charles Mercier
  • Eduardo Marquez Almeida

Anne Winterbergen (coordinadora) gestiona la comisión a diario.

A iniciativa de la Comisión para la Formación, se ha planteado una reflexión de fondo sobre los contenidos de los programas, para llegar a una formación universal utilizable en todas partes donde la Sociedad esté presente. Bajo la dirección del Consejo General, la Comisión trabaja también en el diseño de recursos pedagógicos a fin de ponerlos a disposición de los miembros de la SSVP.  Su objetivo es asegurar la transmisión de una cultura común, fundada en la visión de los fundadores y en la misión a cumplir dentro de la Sociedad.